Cómics y Literatura

Cine y TV

Deportes

Música

Opinión

Inicio » Cómics y Literatura

Willy Uribe y la decadencia occidental

Redactado y publicado por el Domingo, 15 septiembre 2013Un comentario

Andaba con ganas de leer a Willy Uribe en materia novelesca, después de haber leído muchas de sus crónicas en Sigueleyendo y algunos de sus libros de relatos. Ahora, por fin he tenido la oportunidad y lo he leído a través de una obra de tremenda sobreidad e impacto emocional en el lector, El último viaje del Omphalos, que fue presentado ya en Barcelona y que ha editado Libros del Lince.

La obra trata tiene el siguiente plot:

El último viaje del Omphalos

 Bajo el sol cegador de las aguas ecuatoriales, abandonados a su suerte en un viejo mercante, cuatro marineros esperan que alguien les saque de aquel buque abandonado por el armador y la naviera. El Omphalos no es más que chatarra anclada a dos millas de la costa, a merced del jefe de puerto, un tunante que trata de sacar partido de la situación. Cuando llega un abogado algo petimetre, lo convierten en objeto de su escarnio. Pero Jaime, el jefe de máquinas, tiene un plan, y tratará de sacarles de allí. Willy Uribe, cuya obra está siendo publicada en francés por el prestigioso sello Rivages, ha recibido grandes elogios de la crítica.

Sobre el libro yo destacaría tres puntos fundamentales:

1) La tremenda fluidez narrativa. Según su editor, Enrique Murillo, Uribe destaca por el ritmo que dota a sus novelas, que se leen con agilidad pero no están exentas de reflexiones. No mentía, El último viaje del Omphalos te engancha gracias al uso inteligente de los diálogos, que al mismo tiempo que hacen avanzar la trama, exponen la psicología de cada personaje. Estos diálogos están muy bien adaptados a cada personaje y muestran un contraste brutal, el lenguaje íntimo del narrador choca con la cantidad de frases hechas y vulgarismos de los personajes, sin que en ningún momento parezca extraño. Parece una novela de aventuras, pero al mismo tiempo, es mucho más que eso.

2) La metáfora, siempre presente pero nunca obvia. Podríamos establecer paralelismos con la situación actual de España a través del abandono del Omphalos por parte de las autoridades. ¿No está perdiendo la humanidad la población, su pudor y su vergüenza debido al abandono de sus gobernantes? ¿Acaso no se hace más necesario que nunca agarrarte a lo que te quede de esperanza para seguir adelante? ¿No parece, en ocasiones, que sólo se puede salir de esta con malas prácticas? ¿Queda algo del sentido del deber para con tus semejantes o es algo exclusivo de Torres, el protagonista y narrador de la novela? Todas estas preguntas hacen que el lector pueda establecer esa analogía, sin embargo, no intercede en la acción ni ocupa un primer plano, sino que se establece como segundo nivel de lectura.

3)   La psicología de los personajes. Y es que ésta es una novela en la que la psicología adquiere especial relevancia. En un espacio físico limitado, un barco abandonado, y ante unas circunstancias extremas, los personajes se someten a un viaje interior donde ponen a prueba su supervivencia, una enorme catarata sentimental. Así, todo se lleva al extremo. Si eres cobarde, eres muy cobarde, si eres prepotente, eres muy prepotente. En este sentido, el motor de la acción es el concepto del deber por parte del Jaime Torres, el jefe de máquina del Omphalos, que llevará al límite sus convicciones en una viaje en el que atrapa a sus compañeros y también al lector, que de manera inevitable, seguirá con ellos hasta el final del camino.