Cómics y Literatura

Cine y TV

Deportes

Música

Opinión

Inicio » Cine y TV

Valor De Ley. Los Coen, valor seguro

Redactado y publicado por el Jueves, 21 abril 2011No hay comentarios

Hace años, los hermanos Coen entendieron que su talento podía brillar igual o más  utilizando material ajeno. No en vano, adaptando la novela de Cormac McCarthy No Es País Para Viejos cosecharon su mayor éxito y se hicieron con la preciada estatuilla dorada. Comprendieron que su sello permanece ahí, que los relatos ganan en sobriedad sin los excesos habituales, y que sabiendo elegir las adaptaciones están labrándose una carrera envidiable e interesante.

Su último paso, Valor De Ley, recupera la senda del western, revisando la cinta protagonizada por John Wayne en 1969. Los Coen vuelven así a sumergirse en la América profunda, un contexto en el que reinciden y que dominan como pocos directores (Oh Brother, Fargo..), y acuden a dos actores que ya conocen (Jeff Bridges y Mat Damon) para sostener una película con aroma clásico, fluida, bien narrada, que une los destinos de una audaz joven que busca ajusticiar al responsable de la muerte de su padre y dos cazarrecompensas, el viejo y etílico sheriff Rooster Cogburn y el recatado LaBoeuf.

Yo diria que Bridges sostiene la cinta y que resulta necesario verla en versión original para entender el alcance de su actuación -genial esa voz aguardientosa-, capaz de eclipsar a Mat Damon y algunos de sus estrambóticos secundarios, para llenar la pantalla con un personaje para el recuerdo por el que obtuvo la nominación al Oscar. Lo que no tengo tan claro es que hayan conseguido la química necesaria con la joven Steinfeld para que nuestra memoria no olvide a la pareja protagonista.

En cualquier caso, Valor De Ley deja escenas notables, secuencias de acción toscas, tensas y polvorientas como el viejo oeste.  Seguramente no será esta la mejor película de los Coen, pues a mi juicio, tiene demasiados altibajos, pero es otro paso certero en su sólida trayectoria.

Dentro de algún tiempo, echaremos la vista atrás y nos sorprenderá la calidad media de la filmografía de los Coen. Entonces reconoceremos su firma como un estilo propio, una particular forma de mezclar lo dramático con lo grotesco, el humor negro y la fina ironía,  la denuncia de la codicia.. rasgos ya identificatorios que giran en torno a la contínua burla sobre el sueño americano. Los Coen suman, siguen, y al ritmo de película por año están dejando un legado cinematográfico de extraordinarias dimensiones.