Cómics y Literatura

Cine y TV

Deportes

Música

Opinión

Inicio » Cómics y Literatura

Lo que sé de los hombrecillos, Millás decepciona rotundamente

Redactado y publicado por el Martes, 11 enero 20117 comentarios

Tengo por Juan Jose Millás, su persona y su literatura, un grandísimo y puede que irracional estima. No lo conozco ni he tratado con él, obviamente, pero todo lo que sale de él me derrocha honestidad, saber hacer y gran pasión literaria. Por eso sus artículos e intervenciones periodísticas las sigo con atención y por eso me parece un muy buen escritor. Quizás también, por eso, el tremendo batacazo que ha sido leer y perder el tiempo con “Lo que sé de los hombrecillos”, su último libro.

No esperen una crítica analítica, voy al grano. Sinceramente, no se qué clase de contrato literario tiene el escritor valenciano, pero me suena todo esto a un acuerdo editorial y la necesidad u obligación de sacar algo al mercado. Fue cercano a la navidad y poblaba los escaparates (es cierto que ya lo hacía antes, pero, ¿tanto?)… no sé, motivos tengo para la sospecha. El caso es que la historia que nos relata en su último libro, la de un profesor de universidad y escritor de artículos que ve pequeños hombrecillos durante su día a día, la de sus “otros yoes” que hacen lo que le gustaría hacer a él, me parece una historia deficiente.

Como relato corto hubiera estado bien, o incluso excelente, no lo niego. Lo real imaginario, con una buena estructura y un estilo ágil, te da para creerte todo. Lo inverosímil, bien hecho, se convierte en verosímil, pregúntenle a Cortazar. Pero como novela, esta última de Millás, no hay por donde se sostenga. No es solo que no tiene linealidad y que los paralelismos están mal buscados y peor encontrados, es que la historia parece improvisada, redactada a mil por hora (escrupulosamente redactada, eso sí) y con total ausencia de hondura. Ni siquiera creo que el personaje principal evolucione, pese a los cambios de su entorno, me parece en esencia el mismo que comienza la novela. Y por más que rodee lo fantasioso Millás con un personaje que en su realidad se sitúa en las antípodas (las columnas que analizan mercado y demás) de lo que ve, a la novela le falta alma y convicción, talento y trabajo. No me creo que haya un gran trabajo detrás de esta novela. Sé lo que es escribir y no, definitivamente no lo creo.

Y mira que Millás trata, lo que en su obra son asuntos estrella, el desdoblamiento, la mezcla de lo real y lo irreal, la fractura entre los planos de realidad y lo que somos en un plano y otro. En definitiva, tenía buen caldo de cultivo, pero nada más. Y por más que en muchas reseñas salga bien parado, y sus amigos de “El País” le hagan un favor alabando su propuesta, un amigo de verdad le diría a Millás que no, que por ahí y de esa manera tan ligera no va a ser un grande de verdad, será un escritor bueno y reconocido, pero no pasará a la historia de la literatura en España como ha hecho con obras anteriores e incluso con columnas de periódico magistrales. No se puede disfrazar de metáfora el talento ni tomar por simbólico todo lo que puebla un texto. Escribir lleva más trabajo que sacarse de la manga unos cuantos hombrecillos.

Reseña El Cultural.

Entrevista en El País.

Reseña Juan Cruz