Cómics y Literatura

Cine y TV

Deportes

Música

Opinión

Inicio » Cómics y Literatura, General

El gusto del cloro, Bastien Vivès juega con ventaja

Redactado y publicado por el Lunes, 21 septiembre 200919 comentarios

Bastien Vivès es un aprovechado. Un listo. Un sinvergüenza.

Y no digo esto para insultar al autor, sino para todo lo contrario. Vamos a resumir la historia. Compré “El gusto del cloro” pensando en regalarlo, impulsado por esa inexplicable sensación que te proporciona un cómics cuando lo abres y se mezcla su olor, su dibujo, sus sensaciones en definitiva, y va y te conquista. Me gustó el dibujo, tan claro, tan sencillo, tan para mí. Me gustó la expresividad de algunos rostros, el formato cuidadísimo de Diábolo, en fin… una de esas compras que soporta la intuición.

el_gusto_del_cloro

¿Pero qué cuenta este “El gusto del cloro”?

Pues nada del otro mundo. Por eso funciona. Porque te habla de un joven que va a la piscina por consejo terapéutico, pues así mejorará de su escoliosis. Y lo que al principio supone una incertidumbre, una obligación forzosa, luego pasa a ser un gran hobbie, un pasatiempo, lo mejor del día. Máxime cuando entra en juego una chica, una nadadora, enigmática, dulce, apasionada… un amor.

Y aquí está la trampa, Bastien Vivès juega con un espacio, la piscina, con una manera de usarlo, con una sucesión de situaciones mundanas… y con su edad. Resulta que el autor tiene 24 años. Que sintió la necesidad de matar, hacer caer, el amor. Pero lo hace desde la ternura, desde el desconcierto, desde un deseo repentino que no tiene que explicarse con palabras pero que existe.

piscinepl

Situándonos en la piscina, desde los ojos de este chico que aprende el gusto por el cloro, nadie nos tienes que explicar que se enamora, que siente la necesidad de volver a verla cada miércoles, nadie nos tiene que explicar lo imprevisible que resulta, lo justo, lo injusto, lo alegre, lo triste, lo desconcertante. Y creo que todo esto se consigue, en parte, porque Vivès goza de esa ternura que da la juventud, de esa cercanía con el personaje, de esa conexión de primera mano. Y porque tiene la capacidad de hacerlo sin vergüenza, sin miramientos, con inocencia.

Creo que es un albúm para esos lectores que le gusta lo pequeño, lo íntimo, que no necesitan grandes porqués ni historias complejas, que disfrutan de aquellas pequeñas cosas. Para mí, un trabajo que supone una delicia visual (y eso que es sencillo), un alboroto en lo sensorial y en lo sentimental. Al final, terminas cansado, KO por el golpe sufrido por un juego en el que has vivido a tanta velocidad como el protagonista, que termina exahusto, preguntándose el porqué de lo que ha vivido. Uno lo comprende, supongo, cuando tiene más edad. Pero entonces…

8

Bastien-Chanmax-Bastien-Vives

Varias cosas para terminar. El cómic obtuvo el premio esencial revelación en el famosísimo festival de Angouleme, Francia. Por iniciativa personal, dejo adjunta una canción que, creo, le viene como anillo al cómic, Nadadora, de Family.

Y una última, incito a todos los que hayan leído el cómic, a que me digan, qué cree que dice la chica debajo del agua. A ver si llegamos a un acuerdo. Ahí tenéis la opción de los comentarios.

Scriers.