Cómics y Literatura

Cine y TV

Deportes

Música

Opinión

Inicio » Cine y TV, General, Opinión

El experimento

Redactado y publicado por el Martes, 28 octubre 20085 comentarios

Seguramente esta sea mi entrada “aniversario”, la entrada que celebre de alguna manera los 2 años que llevamos escribiendo el trío calavera día tras día las reseñas que aquí lees. Me voy a centrar directamente en la película que hoy vengo a comentar.

Es curioso como hay obras (discos, películas, libros…) que llegan de una manera fortuita a tus manos y al final calan hondo… quizás mucho más que esa de la que llevas meses detrás de ella. Eso me hace pensar la de cosas que me quedan por aprender y por descubrir.

El otro día en clases de Sociología de la Educación nos pusieron metida con calzador una película alemana. El ambiente no podía ser menos propicio; poco tiempo, mala acústica, mas de 80 alumnos sin el control de un profesor, corrillos durante la proyección, risas, aplausos y demás factores externos que me situaban con muy mala predisposición ante tan curiosa película.

Empezó el metraje y la gente creía que se enfrentaba a una película aburrida, anodina, propia de una profesora sumamente correcta. Y nada más lejos de la realidad; en menos de 3 minutos estábamos todos los alumnos embobados con lo que allí se nos presentaba.

‘Das Experiment’ (El Experimento en países de habla latina) es una película alemana basada en el Stanford Prision Experiment, una escalofriante historia de nuestro días y que desconocía por completo. Liderada por el Profesor Zimbardo el experimento realizado en 1971 consistía en situar aleatoriamente a 24 voluntarios en el papel de recluso o de carcelero en una prisión simulada para estudiar el comportamiento humano. Tenía prevista una duración de 15 días y al sexto día se suspendió definitivamente el experimento por haberse salido fuera de control. Hay muchísima información por internet. Es estremecedora la historia.

Pero volvamos a la película. Ya sabéis, y lo he comentado en varias ocasiones por estos lugares, que no soy para nada un experto en cine. No sé identificar si un actor lo hace bien o lo hace mal, o si la técnica de cámara es la más apropiada, o si la iluminación está bien conseguida. Lo que sé es que la película es impresionante cuanto menos. Me parece muy conseguida aun habiéndose salido de la trama original para conseguir más acción, drama y sensación de caos.

La película nos presenta a Darek, un joven taxista de no más de 40 años y antiguo periodista que se embauca en un experimento social con el fin de recuperar su antiguo empleo. Para ello compra unas gafas de espionaje y acude a la llamada del experimento, donde les presentan al resto de compañeros y los dividen en presos y carcelarios. Darek entra a formar parte del grupo de los presos. Para hacer más interesante su exclusiva asume un rol de alborotador y rebelde lo que le hace tener muchos problemas.

A medida que transcurre la película el nivel de sadismo aumenta hasta hacerla una película extremadamente violenta incluso desagradables por momentos. Es alucinante como los sujetos asumen su papel asignado llevándolo al extremo olvidando su personalidad habitual. Evidentemente todo está exagerado pues Berus, el más temido de los guardianes y en apariencia la persona más apacible y de baja autoestima toma un tono que se sale del límite de lo real en la última media hora de película.

Todo se va intercalando con una prescindible historia de amor entre el protagonista y un fortuito encuentro con una chica de la que se enamora. Supongo que sirve para equilibrar la intensidad y el ritmo de la película. Le da un punto más emotivo y romántico pero es bastante sosa e irreal, a decir verdad.

Trasteando por internet encontré un interesantísimo artículo publicado en una revista de Ciencia Penal y Criminología que se plantea el caso de que la película hubiera sido verdad y de hasta que punto los propulsores del experimento tendrían consecuencias legales ante los resultados.

Homo homini lupus, El hombre es lobo para el hombre. Creo que es la mejor frase para resumir esta crudísima película que pone a prueba a 24 individuos. En la actualidad el Dr. Zimbardo se sigue planteando preguntas como las que se hizo en 1971 y de cómo las personas buenas pueden ser las peores y más crueles personas según a la situación a la que se les enfrente. Otro interesante experimento, de otro psicólogo, es el Experimento de Milgram con alucinantes resultados. Trataba de demostrar la Obediencia a la Autoridad y justificar de alguna manera, o al menos de entender el comportamiento de ciertos soldados nazis durante la 2ª guerra mundial.

Desde luego la película tiene muchísimo debate intrínseco. Por la moralidad del experimento, por la crueldad de los carcelarios o por la sumisión o insumisión de los presidiarios. Por suerte el experimento real no termina como termina la película aunque ciertamente tuvo muchísima controversia en su momento y se produjo una situación de caos, descontrol y prácticamente imparable. Crisis de ansiedad, paranoias, fuertes signos de violencia y humillación… las imágenes hablar por sí solas.

Interesante película, de las que marcan, e interesante historia. Quizás el personaje que más simpatía me produce es el nº82 y el guardian Bosch que por cierto guarda cierto parecido con uno de mis amigos.

En definitiva; una gratísima sorpresa. Una película que no te deja indiferente. Fuerte, cruda y desde luego no apta para todos los públicos. La recomiendo mucho.

Os dejo, si os parece un par de enlaces interesantes con la historia real.

http://www.youtube.com/watch?v=gpsB8zZ3e6I

http://www.prisonexp.org/spanish/indexs.htm

http://www.kindsein.com/es/20/1/466

¡Ah! Y feliz cumpleaños al Club