Cómics y Literatura

Cine y TV

Deportes

Música

Opinión

Inicio » Opinión

¡Manos arriba! ¡¡Esto es un atraco!!

Redactado y publicado por el Martes, 14 noviembre 20063 comentarios

Resulta que este próximo fin de semana, más concretamente el Viernes 17, tocan de nuevo Los Delinqüentes en Murcia, ciudad que me acoje este año. Me considero seguidor entusiasta de mis paisanos, los he visto ya cinco o seis veces y creo que me sé de memoria todo el repertorio, pero como tengo ganas de desconectar un poco de todo, garrapatear y evadirme de la realidad pues estaba pensando ir. Y utilizo el verbo “estaba” porque seguramente no vaya. He visto el cartel promocional por la calle y… saz!!!! sablazo!! 18 eurazos por ver a un grupo que, aunque está ahora muy de moda, no pasa de ser un grupo mediano, con sólo tres discos en su repertorio y más futuro que pasado en su carrera discográfica, vamos, que como quien dice acaban de empezar.

Lo primero que pensé malévolamente, así a bote pronto y hablando muy muy mal y de forma nada ortodoxa fue: ¿Quién coño se han creido que son?. Sí, así de claro, y es que el consumidor de a pié comienza a mosquearse con el precio de los conciertos. Así que intenté buscarle una explicación un poco más profunda y periodística que la típica frase que nos viene a la cabeza sin pensarlo mucho, la ya famosa “se quieren forrar a nuestra costa”. Bien, la primera explicación que se le da desde mucho sectores viene dada por la difícil situación de nuestra industria discográfica, ya sabeis la cantinela; Internet, piratería…etc. Vale, bien, es conocido que ya desde hace varios años la industria está sufriendo un fuerte descenso en la venta de discos. Mientras que el disco más vendido en España hace unos cinco o seis años podría ser el de Alex Ubago o Estopa, con un millón de ejemplares despachados, hoy Amaral (grupo que más vende en España) se tiene que conformar con seiscientos mil, que tampoco está nada mal. Incluso el disco de oro en España se tuvo que bajar a cuarenta mil unidades porque eran muy pocos los solistas y grupos que alcanzaban las cincuenta mil. Vale, estupendo, bajan las cifras de ventas de los cds, si, pero… ¿qué me dicen de los dvds? (Y viene como anillo al dedo al ejemplo que damos porque ahora en Diciembre Los Delinqüentes publican un dvd que incluye un emotivo concierto en la Alameda Vieja en homenaje al fallecido Miguel Benítez, miembro fundador). Las ventas de dvds se han disparado en los últimos años hasta casi el 200% y ahora es una opción consolidada para las discográficas.

Puedo comprender que la piratería afecte en mayor o menor medida, pero me da a mi que la frase de los artista “nos están robando” suena ya más a excusa que a otra cosa. Excusa para disparar el precio de los cds y de los conciertos. Esta es la jugada; dices que la industria está muy debilitada y pasa por malos momentos y que por tanto, no hay más remedio que cobrar algo más, quedas de puta madre con el gremio y pareces tener una gran conciencia social y musical, y lo mejor; casi nadie se atreve a llamar claramente robo al precio que nos venden el producto. Es un tema peliagudo, sin duda. Y más rabia me da todo este tema cuando recuerdo tiempos pasados en los que ir a un concierto no significaba empeñar un ojo de la cara y ponerte uno de cristal. Recuerdo que fui a ver Reincidentes por el módico precio de 300 pesetas o a Chucho por 500 de las mismas. Sí, de eso hace ya mucho tiempo y todavía estaban las pesetas, pero hagamos el cambio; supongamos que con el paso del tiempo la cosa sube, bien. ¿Cuánto pagaríais por ver a Los Delinqüentes haciendo una extrapolación en el tiempo, la moneda y la distancia? Pues no se, me parece coherente pagar unos 8 o 10 euros, y si me apuras pues pagaría 12. Pero joder, 18 “peshucos”!!! Estamos hablando de tres mil de las antiguas pesetas. ¿De verdad tienen tanto gasto en montar el concierto en una sala pequeña como es la Sala Gamma?. Lo dudo, señores. Con esto nos están diciendo a los espectadores que su caché es equiparable a grupos muy míticos como Extremoduro o Fito y Los Fitipaldis. Para terminar de darnos cuenta la subida generalizada de los precios pondré como ejemplo el de un tipo que entró en un foro vendiendo su entrada para Jorge Drexler en un teatro por el módico precio de… 40 euros!! Y era el mismo precio que en la entrada. Dios mío, Jorge, te ha sentado bien el Oscar, eh?? Algo curioso: me comentaba el otro día mi amigo y escritor en estas páginas, Eterno Viajero, que fue a ver a los Celtas Cortos por 3 euros y pensé que era un chiste de mal gusto, no me lo creía. Entonces entiendo ahora que el boom de los festivales que tenemos en España se deba también a motivos económicos. Cuesta ya lo mismo ir al ViñaRock que ir un finde a ver a Los Delinqüentes y otro a Jorge Drexler. Y es que el precio que se han marcado mis paisanos jerezanos no es nada garrapatero, no señor. En definitiva, que puede que al final acabe en el concierto, es más, probablemente hasta en primera fila, garrapateando, saltando y brincando. Pero me iré de la Sala Gamma con la misma sensación que tuve aquella ocasión en que un yonqui me robó la cartera en la Estación de Autobuses de Jerez, la sensación que me han robado mi dinero y que no puedo hacer nada por recuperarlo.

Andrew Zimmerman