“El comic tiene que luchar por ser otra cosa o desaparecer”
Dom, 28/09/14 – 14:53 | Un comentario

Gerardo Vilches es una mente inquieta, uno de los grandes agitadores de la tebeosfera española. Para quienes no lo conozcan, este historiador y crítico cultural escribe habitualmente en Entrecomics y en su propio blog, The …

Leer artículo completo »
 
Cómics y Literatura

Cine y TV

Deportes

Música

Opinión

Cómics y Literatura »

“El comic tiene que luchar por ser otra cosa o desaparecer”

Dom, 28/09/14 – 14:53 | Un comentario

Gerardo Vilches es una mente inquieta, uno de los grandes agitadores de la tebeosfera española. Para quienes no lo conozcan, este historiador y crítico cultural escribe habitualmente en Entrecomics y en su propio blog, The Watcher and the Tower, sobre aquello que más le apasiona: los tebeos. Tuvimos una cita con él en el rastro de Madrid, dónde nos habló, entre otras muchas cosas, de su nuevo libro, Breve historia del comic, editado por Nowtilus.

 

¿Por qué consideras necesario un libro como Breve historia del comic?

Cuando me propuse escribir el libro, la idea que tenía era ofrecer algo que ahora mismo no está en las tiendas, un libro de una extensión razonable (unas 300 páginas) que ofreciera un recorrido sintético por toda la historia del medio. Una obra que pudiera ser la puerta de entrada para una persona iniciada pero que no fuera una experta en la materia, alguien que en un momento dado tuviera interés en saber de dónde viene todo esto. Pensaba que no existía un libro así. Es verdad que existen libros muy buenos de la misma temática. De hecho, creo que estamos en un buen momento en cuanto a teoría del comic en España, que cada vez se publican textos más interesantes. Por ejemplo, están los volúmenes de Del tebeo al manga que coordina Antoni Guiral, que es una colección fantástica pero que son diez volúmenes. Eso, para una persona que tenga poco tiempo pero cierto interés en el comic, es demasiado. No le puedes pedir que lea tanto. Por eso me parecía interesante que hubiera otro formato, un librito sencillo, corto y divulgativo para ese tipo de público. Pero también puede descubrir cosas a un lector conocedor del medio, como de hecho me las ha descubierto a mí escribirlo.

gerardo_vilches

¿Cómo vas escribiendo el libro y cuándo piensas que es el momento de editarlo?

El libro lo he escrito en aproximadamente tres años, aunque no significa que haya estado todo ese tiempo escribiéndolo. Lo compaginaba con otros encargos (artículos en Entrecomics y otras publicaciones) y con mi tesis doctoral. La idea era aprovechar la redacción del libro para rellenar huecos y cubrir carencias en mi formación como lector y teórico. Hay géneros que a uno no le interesan tanto porque no tiene tiempo de leerlo todo y esta era una forma de conocer más a fondo el medio. Por ejemplo, estaba el caso del cómic latinoamericano, del que hablo en el libro, que aquí en España habíamos leído muy poco porque apenas llegaba. O los tebeos de aventuras de los años ochenta tipo Thorgal o Los Pasajeros del Viento. Era algo que como lector no me interesaba. Incluso Tintín, un tebeo al que le puedo reconocer su valor artístico y su influencia posterior, era algo que no me entraba. ¡El gusto es algo muy personal!. Entonces concebí este libro como una tarea de aprendizaje. Empecé a escribirlo a mi aire, pero en el fondo siempre tenía en cuenta esta editorial, Nowtillus. Me hablaron de la colección que tenían de “Breve Historia” y me parecía que la labor que yo estaba llevando a cabo podía encajar bien ahí. Porque es una editorial no especializada en cómics, sino que está enfocada a libros divulgativos destinados a un público muy general.

Háblanos sobre el trabajo de edición del libro. ¿Ha sido un proceso laborioso?

Para lo que podía haber sido, no demasiado. Les gustó desde un primer momento como lo tenía estructurado, aunque me pidieron que ampliara la parte de cómic latinoamericano. Fue una sugerencia que creo que enriqueció bastante el resultado final. También añadimos una mayor cantidad de imágenes de las que en un principio había propuesto. Poco más.

Breve_historia_del_comic_Gerardo

¿Cuáles crees que son los tres momentos de inflexión en la historia del comic?

Indiscutiblemente las dos o tres primeras décadas del siglo veinte, cuando se configura el lenguaje del medio y se crean y asientan sus principales herramientas. Una época en la que se establecen los formatos de edición: la tira de prensa, los comics books, la revista infantil franco-belga, el tomito y la revista semanal del manga, etc.
Después, destacaría los años 60. Lo llamo en el libro la revolución del cómic porque creo que en esa época empiezan a suceder muchas cosas, muy diferentes entre sí. Tenemos el inicio de la era Marvel o el surgimiento del comic underground, que es un movimiento esencial en la historia del medio. También está toda la revolución de la BD con los humanoides asociados: Jodorowsky, Moebius y estos autores que empiezan a hacer un cómic más adulto.
Y el tercer momento quizás sea el que estamos viviendo en los últimos diez años. Un momento en el que hablamos de otras cosas. Hablamos de la novela gráfica o de Internet como un nuevo soporte esencial para entender el comic de hoy día. Tenemos también el resurgir en los últimos años de los fanzines y de la autoedición, y sobre todo, tenemos la conquista definitiva del ámbito cultural. Este es un proceso que puede venir desarrollándose desde los años 80 (y si nos ponemos estrictos desde los 60), que pienso que en los últimos diez años se ha accelerado. El medio ha dejado de ser un medio de entretenimiento masivo con amplias ventas pero poca consideración artística, a ser todo lo contrario. Para bien y para mal. Y no estoy juzgando, no estoy diciendo que sea bueno ni malo, lo que estoy destacando es lo que era y que ahora debe luchar por ser otra cosa o desaparecer. Esto es algo que expresó muy bien Art Spiegelman, que señaló que una vez que el cómic ha dejado de ser un medio de masas tiene que convertirse en arte o desaparecer.

¿En qué momento de tu vida se cruza la ciencia de la historia con el arte de los cómics?

Me gusta mucho que llames ciencia a la historia porque no es habitual escucharlo. Tengo que hacer memoria para responder a esta pregunta. Yo siempre había sido lector de cómics (sobre todo de superhéroes) pero cuando estudié historia empecé a leer tipos más variados de cómics. Otras cosas, otras tendencias. Cuando estoy finalizando mi carrera pienso en hacer mi tesis sobre algo relacionado con el medio, lo que pasa es que entonces lo veía como algo poco factible. Quizás por la actitud de la Universidad en ese momento y los prejuicios ya de sobra conocidos. Aunque a día de hoy me pregunto si los prejuicios los tuve yo. Pensaba en la reacción de esos señores tan serios y respetables a mi propuesta de tesis y no lo veía claro. Yo tenía discusiones con los compañeros de clase que me preguntaban porqué leía tebeos. Después, en el año 2007, un amigo me anima a abrirme un blog. Al principio hablo de muchas cosas pero poco a poco lo voy enfocando al cómic, que creo que es lo que más me motiva y donde más puedo aportar. El blog se llama The Watcher and the Tower porque por aquel entonces yo entraba en foros de Mike Oldfield, del que soy bastante aficionado, y me registré en foros como The Watcher. Por tanto, The Watcher no procede de El Vigilante de Marvel como mucha gente ha pensado, sino por un corte de una canción de Olfield. Empiezo a escribir sobre cómics y poco a poco me lo voy tomando cada vez más en serio, a escribir con conciencia y de manera más profesional. Siempre intentando mejorar y pensando mucho lo que escribo. Me lo empiezo a tomar con rigor. También me voy relacionando con otros blogueros y con gente de la comunidad comiquera. Suceden entonces dos cosas: una, retomo el contacto con un antiguo profesor mío que me anima a empezar un máster para luego hacer la tesis. Entonces veo posible hacer algo relacionado con el comic. Y todo se va relacionando. Mi labor académica de investigación se filtra con la labor de crítico y todo se interrelaciona. Luego, mientras estoy haciendo el máster hay un momento fundamental que es cuando la gente de Entrecomics me invita a participar en la web. Contacta conmigo Alberto García Marcos y me invita a participar escribiendo reseñas. Eso me aporta mucho porque me hace sentir parte de una comunidad de críticos y me da mayor visibilidad.

gerardo_vilches_comic_entrevista_breve_1
 ¿Qué cinco cómics te llevarías a una isla desierta?

Deberían ser 5 cómics que pudiera estar leyendo y releyendo toda la vida que me quede en esa isla. Una pregunta muy difícil. A ver, me llevaría el Frank de Jim Woodring. Desde luego que La ascensión del gran mal, de David. B., también. Haría trampas y me llevaría las obras completas de Crumb, que está editado así y lo podemos considerar un solo comic. Y algo de Sfar, que me animaría un poco y me haría muy feliz en la isla. Y por último, algo de superhéroes, por ejemplo el Spiderman de Conway y Romita.

¿Por qué crees que son importantes los comics en la sociedad actual?

Creo que son tan importantes o tan superfluos como cualquier otra manifestación cultural. Cultura como concepto abstracto no es que sea importante, si no que es, simplemente. En el momento en el que hay civilización hay cultura. Todas las manifestaciones del ser humano son parte de ella. Más allá de eso, la producción cultural concreta resulta esencial y por supuesto, a cada persona le aporta más o aporta menos. Yo no podría vivir sin cultura. Pero hay gente que es feliz y no ha leído un libro en su vida. Es una cuestión personal. Si especificamos en el cómic es una pregunta difícil de contestar. El lenguaje del cómic es suficientemente sofisticado y exige pericias muy diferentes tanto al lector como al autor. Junto con el cine son dos manifestaciones que se desarrollaron a principios del siglo XX y van muy unidas a la sociedad de masas y la cultura contemporánea.

¿Es importante la denominación del cómic? ¿Cómic, tebeo o novela gráfica? ¿Cuál usamos?

En el libro he procurado no meterme demasiado en cuestiones terminológicas y pasar de puntillas por los debates que tenemos los teóricos, investigadores y críticos. Me parecía que no era demasiado interesante en una obra divulgativa como esta, que tiene mucho terreno por cubrir en poco espacio. Más allá de eso, los nombres claro que tienen importancia. La manera en que llamamos a las cosas no es baladí. Se le da a algo un nombre diferente porque se percibe que tiene diferencias. Personalmente, cómic y tebeo los uso como sinónimos, aunque puede que no hable del lenguaje del tebeo y sí del lenguaje del cómic. Es una cuestión de costumbre. En cuanto a la novela gráfica, esta levanta muchas suspicacias pero creo que es el ejemplo perfecto. ¿Por qué surge la necesidad de llamar a un determinado tipo de cómic o una determinada manera de hacer cómics de un modo diferente? Porque tiene diferencias. Me parece una falacia decir que los cómics que englobamos dentro de la novela gráfica son lo mismo, que no es más que lo mismo pero con otra etiqueta para vender más. No tiene nada que ver como hace un cómic Joe Sacco o Chris Ware a como lo hacían Escobar en Bruguera o Jack Kirby en Marvel. Ni en cuanto a concepción autoral, ni en cuanto a manera de comercializarlo ni de distribuirlo ni, por supuesto, en la recepción por parte del público. Que luego el término puede ser más o menos adecuado al contenido o que se haya instrumentalizado comercialmente, eso son debates posteriores. Por supuesto que se ha comercializado, como todo. ¿O es que tebeo y cómic no se han instrumentalizado? El término cómic se introduce en España en los años 60 precisamente para diferenciarse -en un proceso muy similar- como un nuevo tipo de historias. Unas historias mayoritariamente extranjeras que se estaban empezando a publicar aquí, destinadas a un público un poco más adulto del que tradicionalmente leía El Capitán Trueno o los tebeos de Bruguera. ¿Los editores que hicieron? Decir: “No, no, esto que estamos publicando ahora es para mayores. Esto no es un tebeo, esto es un cómic”. El mismo proceso.

Sin embargo, hoy día el término cómic está completamente normalizado. Todos los aficionados al medio lo utilizan y les parece que es el nombre natural. Pero es que las manifestaciones culturales siempre son constructos. Nada tiene un nombre en su esencia, el nombre se lo damos nosotros. En el cómic se da la circunstancia de que ha tenido muchos nombres pero a la vez no ha tenido ninguno fijo. Cómic en su origen procede de cómico. ¿Todos los comics son cómicos? Es una convención del lenguaje. Cómic ya no significa cómico de la misma manera que novela gráfica no significa novela con imágenes. Es un debate que es positivo que exista pero entiendo saludable no enquistarnos en él. Ya hay un libro fantástico, que es el de Santiago García (La Novela Gráfica, Astiberri), que delimita muy bien lo que es la novela gráfica y que además evita las definiciones cerradas. En ciencias sociales y en el arte creo que no hay que ser dogmático.

¿Hacia dónde piensas que se encaminará el cómic? ¿Cuál puede ser el próximo movimiento importante?

Esto es algo que los historiadores no deberíamos hacer nunca. Jugar a futurólogos es un tema peliagudo, aunque me voy a mojar. Creo que por un lado la novela gráfica todavía se está asentando y tiene recorrido por delante. Lo interesante es que al mismo tiempo ya han surgido reacciones. Ojo, no tendencias que vayan en contra, simplemente movimientos diferentes. Por ejemplo, el renacer de los fanzines y la autoedición. En Estados Unidos se está creando un circuito muy interesante de lo que allí llaman “small press”, que son tiradas muy cortas de tebeos, bien grapados o minicomics, no muy lejos de lo que aquí puede ser Fulgencio Pimentel o Caramba. También hay autores que directamente se autoeditan. Es un movimiento internacional que está creando vínculos de un modo muy interesante. Por otro lado, tenemos Internet y todo el webcomic que se está desarrollando con sus propias herramientas y su propio lenguaje.

Chris Ware

¿Quién crees que es hoy día el autor más relevante del medio?

En otro momento podría ser una pregunta más difícil de responder, pero creo que a día de hoy Chris Ware, es la gran referencia. Este año se ha publicado la caja de Fabricar Historias (Reservoir Books), que es algo que va más allá que cualquier cosa que se haya hecho hasta la fecha. Desde la ambición del formato (una caja con varias historias que puedes leer en el orden que desees) hasta la calidad, la obra supone una experiencia de lectura inaudita. No existía algo así. Y luego lo que hace con el lenguaje, claro, la manera que tiene de hacer cómic. Es una verdadera barbaridad. Pero a parte de la obra en sí, hay que señalar la influencia que está teniendo Ware sobre todos los demás, sobre sus contemporáneos. Es el gran faro de su generación.

Boyhood. Retales de una vida
Mie, 24/09/14 – 22:36 | No hay comentarios
Boyhood. Retales de una vida

Suena el despertador, te levantas de la cama y te preparas apresuradamente para una dura jornada. Cuando regresas a casa y paras a pensar, ha pasado un día de tu vida. Puede ocurrir que encadenes …

“En Podemos hay gente sobradamente preparada para gestionar el Ayuntamiento de Jerez”
Lun, 25/08/14 – 8:03 | 2 comentarios
“En Podemos hay gente sobradamente preparada para gestionar el Ayuntamiento de Jerez”

El pasado 12 de julio, el círculo de Podemos de Jerez de la Frontera eligió en asamblea a sus 6 portavoces, miembros encargados de hacer llegar la voz del movimiento a los medios de comunicación. …

Best Seller, de Joan Mundet, la gran intuición
Lun, 4/08/14 – 23:20 | 3 comentarios
Best Seller, de Joan Mundet, la gran intuición

El otro día llevé a cabo un experimento que surgió de una corazonada, tenía el convencimiento de que si ese mismo día compraba un cómic desconocido, me iba a terminar gustando. Me autoimpuse tres requisitos: …

Deudas vencidas, de Recaredo Veredas. Una España de mentiras
Sab, 26/07/14 – 15:13 | No hay comentarios
Deudas vencidas, de Recaredo Veredas. Una España de mentiras

Si hay algo que considero que ha hecho muy dignamente la literatura española en lo que llevamos de siglo es radiografiar los tiempos que hemos vivido desde el comienzo de la burbuja inmobiliaria hasta la …

Múltiple Warheads, la ensalada futurista de Brandom Graham
Sab, 19/07/14 – 14:02 | No hay comentarios
Múltiple Warheads, la ensalada futurista de Brandom Graham

Múltiple Warheads es un cómic experimental de Brandom Graham, uno de los autores que ayudó a relanzar hace poco, y con notable repercusión, Prophet, que creara en su día Rob Liefeld para Image Cómic. La …